Arantxa del Sol y Finito de Córdoba presentan a su hija Lucía

Arantxa del Sol y Finito de Córdoba presentaron a su hija recién nacida a la salida del hospital Cruz Roja de Córdoba, donde la actriz y presentadora dio a luz el pasado 15 de julio, arropados por una gran cantidad de curiosos y medios de comunicación.

Los nuevos padres no pudieron ocultar la alegría que les ha producido la llegada de su primera hija, Lucía, así se llamará la pequeña, que según el torero se parece mucho a su madre: "Es igual que su madre. Sólo se parece a mí en lo que nadie se fija, en las manos en las orejas". Por su parte, Arantxa, muy emocionada, no pudo contener las lágrimas al contemplar a la pequeña, "Es una niña preciosa, es buena y no llora nada", y afirmó que todo había ido muy bien: "El parto fue muy rápido, podría repetirlo la semana que viene mismo. Fue con anestesia epidural y fue muy bien. Se lo recomiendo a todo el mundo".

'Los padrinos serán mi hermana Mariola y Francisco, hermano de Juan'
La popular presentadora confirmó que criará ella misma a la niña: "Ya he empezado a darle el pecho, y por la lactancia voy a tardar más tiempo en reincorporarme al trabajo". Auque aún no hay fecha para el bautizo, Arantxa declaró que probablemente se celebrará en Asturias y que los padrinos serán su hermana Mariola y Francisco, un hermano del diestro: "Los abuelos están muy felices, se les cae la baba, sobre todo a mis padres, porque para ellos es la primera nieta". Por su parte, el orgulloso padre se deshizo en carantoñas y mimos con Lucía, que dormía plácidamente. "La niña es muy guapa. Mirad qué morritos tiene".

Una niña cordobesa
La feliz madre éstá encantada de que su hija haya nacido en Córdoba: "Estoy muy contenta de que la niña sea cordobesa, porque va a ser muy guapa". La primera hija del diestro cordobés y de la actriz asturiana Lucía Serrano Del Sol vino al mundo el pasado día 15 de julio hacia las cuatro menos diez de la tarde, pesó 3,200 kilogramos y midió 52 centímetros. Fue un parto natural en el que no hubo ningún problema y muestra de ello es la rápida recuperación de Arantxa, para quien "la niña se parece a los dos", que abandonaba el hospital tan sólo dos días después de dar a luz.

Más sobre

Regístrate para comentar