Boris Becker, investigado por posible evasión de impuestos

Boris Becker vuelve a tener problemas con la justicia. Si hace unas semanas el tenista alemán recibía la noticia de que tenía que derribar parte de su casa de Mallorca al incumplir las normas urbanísticas de la isla y que debía pagar 213.359 euros, ahora ha de enfrentarse a una denuncia por parte de la fiscalía de Munich por evasión de impuestos.

Aunque no quiso detallar las supuestas acciones ilegales de Boris Becker, Manfred Wick, jefe de la fiscalía, ha declarado que "hay suficientes razones para sospechar que se ha cometido un delito".

Declaró que su residencia estaba en Mónaco
Según publica la revista Focus, el triple campeón de Wimbledon es sospechoso de haber evadido al fisco alemán una suma cercana a los 4.8 millones de euros entre 1992 y 1993. Durante estos dos años, Becker habría declarado que su domicilio estaba en Mónaco, un paraíso fiscal, sin embargo, donde podría haber residido realmente era Munich, continúa informando esta revista.

Según publica el diario alemán Der Spiegel, el Tribunal de Munich será quien tenga la última palabra en este asunto. En el caso de que Boris Becker fuese declarado culpable de los cargos que se le imputan, el ex tenista podría enfrentarse a una pena de cárcel.

Más sobre: