Jesulín de Ubrique y María José Campanario contraerán matrimonio el próximo día 27 en la hacienda Benazuza. Ocho meses después de que sus familias celebraran la 2001-11-25,pedida, la pareja se casará en una ceremonia íntima a la que sólo asistirán sus familiares y amigos más cercanos.

La hija de Jesulín de Ubrique, Andrea, será una de las damitas de honor que acompañen a María José que vestirá, al igual que su cortejo nupcial, un traje del diseñador Antonio Ardón, el mismo que realizó el traje de boda de Rocío Carrasco. Jesús, por su parte, ya ha dicho que no vestirá de corto, como tradicionalmente hacen los toreros, el día de su enlace sino que llevará un chaqué.

Una antigua alquería del siglo X
La hacienda Benazuza, situada en la localidad de Sanlúcar la Mayor, a unos 20 kilómetros de Sevilla, es una antigua alquería cuyo origen se remonta al siglo X. En sus amplios salones, patios y jardines, los contrayentes y sus invitados, entre los que se esperan numerosos compañeros de profesión del diestro, podrán disfrutar de la privacidad que desean para uno de los días más señalados de su vida.

Ni Jesulín ni María José han querido desvelar tampoco el destino de su luna de miel. El diestro es muy aficionado a la cacería y son frecuentes sus viajes a África para disfrutar de esta pasión aunque probablemente en esta ocasión su novia le haya convencido de hacer otro tipo de viaje.

Su nueva casa
Tras su matrimonio, la pareja abandonará el piso que comparten en el centro de Ubrique y se trasladarán a El Bosque, localidad cercana a Ubrique, donde se instalarán en la casa del chófer de Jesús. El diestro, al que siempre le gustó mucho esta vivienda, la ha comprado para iniciar en ella su vida matrimonial con María José. La casa es de estilo andaluz de una sola planta y tiene 280 metros cuadrados. En el jardín, dispone de una piscina de la que podrá disfrutar Andrea, la hija nacida de la relación de Jesulín con Belén Esteban, cuando visite a su padre.

Más sobre

Regístrate para comentar