Eugenia Martínez de Irujo: 'Estoy harta de que me pregunten por Fran'

Eugenia Martínez de Irujo, en una de sus escasas apariciones públicas de las últimas semanas, acudió a la presentación del nuevo velero de la firma Tous en el muelle del Puerto Olímpico de Barcelona. Vestida completamente de blanco, con una sencilla camiseta y unos pantalones que realzaban su figura, la duquesa de Montoro ejerció de madrina en la botadura del barco y no pudo evitar sonreír al comprobar que la botella de cava se negaba a romperse sobre el casco de la embarcación.

Después, salió a probar el nuevo velero, un First class 8 de 7,70 metros de eslora y 2,50 de manga, por el puerto aunque antes de comenzar a navegar reconoció que no era una gran marinera.

’De Fran no quiero hablar’
Arropada por los responsables de Tous, Salvador Tous, su esposa Rosa y su hija Laura, Eugenia eludió las preguntas referentes a su separa-fran-eugenia con un rotundo: "De Fran no quiero hablar....Estoy harta de que me pregunten por él".

Desde que en marzo anunciara la ruptura de su matrimonio, Eugenia Martínez de Irujo se ha refugiado en su hija, Cayetana, su familia, sus amigos más cercanos y en sus aficiones. Pasa la mayor parte del tiempo en La Pizana, la finca que su madre la duquesa de Alba le regaló cuando se casó con Francisco Rivera, donde puede pintar y montar a caballo, dos de sus grandes pasiones. Incluso la pequeña Cayetana, según afirmaba hace unos días su abuela, también ha comenzado a recibir sus primeras clases de hípica y ya monta su propio pony.

Y ahora, con la llegada del verano, desea pasar también algún tiempo en la casa que posee en Marbella y a la que cada año acudía con Francisco. Este año disfrutará del verano con su hija ya que Francisco, debido a sus compromisos profesionales, no podrá pasar grandes temporadas con la niña.

Más sobre

Regístrate para comentar