Ana Aznar y Alejandro Agag celebraron su petición de mano en La Moncloa

En el monasterio del Escorial
Tal y como ya se había confirmado, el enlace de Ana Aznar y Alejadro Agag tendrá lugar el próximo cinco de septiembre en el monasterio del Escorial y después los invitados -algunos medios aseguran que podrían ser más de 1.000- se trasladarán a la finca Los Arcos del Real, situada a cuatro kilómetros de San Lorenzo del Escorial.

El salón principal de Los Arcos tiene una superficie de más de 500 metros cuadrados si bien, dada la fecha en la que tendrá lugar la boda, Ana Aznar y Alejandro Agag podrían querer disfrutar también tres espléndidos patios de más de 250 metros cuadrados cada uno de los que dispone la finca. El restaurador José Luis, por su parte, será el encargado de elaborar el menú de la que ya sido llamada la boda del año.

Entre los ilustres convidados, se espera a los primeros ministros de Gran Bretaña e Italia, Tony Blair y Silvio Berlusconi, aunque ni la pareja ni sus respectivas familias, haciendo gala de su habitual discreción, ha querido confirmar el número de asistentes y quienes son los invitados.

La lista de bodas
Como cualquier otra pareja, Alejandro -quien actualmente ocupa el cargo de asesor del presidente del Banco Portugués de Negocios- y Ana viven ilusionados los preparativos para iniciar su vida en común. Ana, además, ha tenido que repartir su tiempo entre los exámenes de la licenciatura de Psicología que está cursando y los pormenores previos a su enlace.

La pareja, con el permanente asesoramiento de Ana Botella, ha seleccionado cuidadosamente la lista de bodas en dos establecimientos de Madrid. Para el menaje y los electrodomésticos, han optado por unos grandes almacenes mientras que los objetos de decoración y muebles los han escogido en Becara una céntrica tienda en la que predominan los estilos colonial y oriental.

El vestido de Ana
Ana Aznar ha querido que sea la modista de más confianza de su madre quien le confeccione su traje de novia. Aby Guëmes, diseñadora vallisoletana, se encarga de que el vestido de la única hija del Presidente del Gobierno refleje la personalidad de la joven. Un traje del que, como es lógico, no ha trascendido ningún detalle pero que seguramente será de líneas clásicas, sencillo y de gran elegancia.

Más sobre

Regístrate para comentar