Las hermanas Williams y Kournikova elevan el atractivo de Wimbledon

Ayer fue sin duda el gran día de las hermanas Williams. Wimblendon vivió con gran emoción el duelo en la pista central del estadio londinense entre las dos tenistas en la final femenina del torneo. La furia de Serena, la más joven de las hermanas, se impuso en la pista al derrotar a su hermana Venus en un apasionante partido. Serena conseguía así por primera vez el título en Wimbledon mientras Venus se quedaba con las ganas de alzarse con su tercer torneo consecutivo.

Venus admite que Serena fue superior
‘Era ahora o nunca’, señaló Serena con la bandeja de plata ya en sus manos, ‘jugué muy bien en el primer set, pero creo que mi nivel fue de los mejor en el desempate’. Venus por su parte admitió que su hermana había sido mucho mejor que ella en la pista. ‘Esta vez me limitaré a ver el trofeo en casa, eso sí, junto a los otro dos míos’ comentó la mayor de las hermanas.

Serena apenas celebró el triunfo, alzó las manos y miró a la grada donde su madre, Oracene, disfrutaba del espectáculo. Venus agachó su cabeza y se limitó a aplaudir sabiendo que se le había escapado la oportunidad de convertirse en la sucesora de Steffi Graff, tres veces campeona de Wimblendon.

Rostros conocidos entre el público
Serena conseguía así el décimo título de su carrera y el cuarto en esta temporada tras sus victorias en Scottsdale, Cayo Vizcaíno, Roma y Roland Garros. Es además el tercero del Gran Slam que se anota: US Open en 1999 y París 2002, a sólo uno de igualar a su hermana, dos Wimbledon y dos US Open (2000 y 2001).

En las gradas disfrutaron del duelo, la ex primera ministra británica, Margaret Thatcher, que estuvo acompañada de su marido, Dennis, el presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge y el Duque de Kent entre otros.

La derrota de Kournikova
Pero si por separado las hermanas Williams son ases del tenis, en pareja, arrasan en la pista. Venus y Serena se colaron en la final de dobles al derrotar a la pareja formada por la rusa Anna Kournikova y la estadounidense Chanda Rubin, que nada pudieron hacer frente a la garra de las Williams. El día concluía y las tenistas Williams podían celebrar el gran día con gran orgullo junto a su madre; y no es para menos.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más