Tras un año de lucha, Rocío Carrasco mantiene la guarda y custodia de sus hijos

Rocío Carrasco, en sus primeras declaraciones tras hacerse pública esta sentencia, declaraba: "Acaba una lucha bastante dura y bastante grande que se ha vivido de una forma muy dura". Rocío, en conexión telefónica en directo con el programa Día a día en el que colabora, aseguró que tras conocer la resolución: "Llamé a mi madre, te llamé a ti -refiriéndose a María Teresa Campos, con la que estaba conversando- Vivo una sensación que tampoco se puede explicar".

Durante el tiempo que ha durado el proceso judicial, Rocío ha preferido no comentar la situación en la que se encontraba el recurso de Antonio David y ahora explicaba el por qué de este silencio: "Se ha vivido desde el silencio más que nadad para dejar trabajar a los abogados. Ha habido un silencio perpetuo y ha habido mucha gente que se ha servido de ese silencio para hacer un juicio paralelo".

Ratificación de la sentencia
Tal y como ya se estableció en la sentencia de separación de hace un año, los pequeños Rocío y David continuarán viviendo con su madre en tanto que el joven malagueño podrá estar con ellos los fines de semana alternos "desde las diecinueve horas del viernes hasta las veintiuna del domingo y un mes durante las vacaciones de verano, que las determinaré yo los años pares y el padre de mis hijos los impares, así como la mitad de los períodos vacacionales de Navidad y Semana Santa. En cuanto a los puentes, se unirán al fin de semana respectivo", tal y como explicaba Rocío Carrasco a la revista ¡HOLA! en la primera entrevista que concedió tras conocerse la sentencia de su separación matrimonial.

Asimismo, el ex guardia civil deberá pasar una pensión alimenticia de 140.000 pesetas, 70.000 por cada niño.

Rocío Carrasco lucha ahora por conseguir la nulidad eclesiástica que está procesando el Tribunal Interdiocesano de Sevilla y a la que Antonio David se opone.

Más sobre

Regístrate para comentar