Tras un año de lucha, Rocío Carrasco mantiene la guarda y custodia de sus hijos

El Juzgado de Primera Instancia número 5 de Alcobendas ha desestimado el recurso interpuesto por Antonio David Flores contra la sentencia de resolución de su separación matrimonial de Rocío Carrasco. El joven malagueño solicitaba la guarda y custodia de sus dos hijos, Rocío, nacida en 1996, y David, que llegó al mundo en 1998, sin perjuicio del régimen de visitas para la madres, además reclamaba una pensión de 500.000 pesetas por cada uno de los niños y una pensión por desequilibrio para él de 250.000 pesetas.

Guardia y custodia para Rocío
La sentencia de desestimación de las demandas de Antonio David Flores, con fecha de 4 de julio de 2002, establece: "Tras un análisis en profundidad de la personalidad, condiciones y aptitudes de uno así como de sus hijos se concluye que éstos cuentan al lado de su madre de un medio estable y organizado de acuerdo con su edad y propias necesidades no detectándose necesidad de cambio".

Sobre la pensión de desequilibrio para Antonio David
Por otro lado, y sobre la pensión de desequilibrio de 250.000 pesetas solicitada por Antonio David para él, la decisión del Juzgado concluye: "El matrimonio, por la fama y notoriedad antecedente de la esposa y su familia, ha supuesto para el señor Flores una indiscutible ayuda para su promoción social y de la que dicho litigante se ha servido para lograr una situación profesional y pecuniaria muy superior a la que disfrutaba en su condición de funcionario público antes del matrimonio disponiendo de unos ingresos no sólo por sus actividades mercantiles sino también por la explotación de la propia imagen en diversos medios de comunicación que le permiten un holgado nivel de vida que excluyen toda ayuda ni aún temporal del otro cónyuge".

El documento dice también que Antonio David "convive desde hace aproximadamente un año con pareja estable lo que constituiría una causa de extinción del derecho rebatido".

Más sobre: