Beckham confiesa que su hijo le ayudó a superar la decepción del Mundial

"Brooklyn me regaló un momento maravilloso cuando lo vi por primera vez tras regresar del Mundial . Como el resto del equipo, estaba decepcionado y vacío pero cuando Brooklyn me vio me dio el abrazo más grande que me han dado nunca y me dijo: ‘Te quiero mucho papá’. Fue fantástico, muy especial y significó mucho para mí". Con estas palabras el jugador británico David Beckham expresaba al diario The Sun como había superado la eliminación de Inglaterra del Mundial de fútbol gracias al recibimiento de su hijo Brooklyn, de tres años.

Además, David ha elogiado las aptitudes del pequeño para convertirse en una estrella del fútbol. El deportista asegura que espera que el niño siga sus pasos: "Le encanta jugar al fútbol y, a pesar de su corta edad, noto que podría llegar a ser un gran jugador".

Sin embargo, el pequeño parece haber heredado también la vocación artística de su madre, la ex Spice Girl, Victoria Beckham: "Le encanta cantar y bailar tanto como disfruta jugando al fútbol. Eso, obviamente, lo ha heredado de su madre, así que nunca se sabe, puede que la siga a ella y se dedique al mundo del espectáculo", explica David.

El matrimonio, uno de los más admirados del Reino Unido, espera su segundo hijo para el próximo mes de septiembre y Brooklyn, según asegura su padre, está también muy ilusionado con la llegada del bebé. También Victoria mostró su apoyo a su esposo a su regreso a Inglaterra con la selección. "Victoria me dijo: ‘Estoy muy orgullosa de ti, David y lo está todo el mundo en este país. Toda Inglaterra sabe que lo hiciste lo mejor que pudiste", ha comentado el futbolista.

Más sobre: