La policía recupera 10 de los 19 cuadros robados a Esther Koplowitz

La Policía encontró el viernes en varios pisos de Madrid 10 de los 19 cuadros robados a la empresaria Esther Koplowitz el pasado 8 de agosto en su domicilio de Paseo de la Habana, según informó el Ministro de Interior, Mariano Rajoy en rueda de prensa.

A pesar de que habrá que esperar para conocer todos los detalles de la operación hasta el lunes, cuando el director general de la policía, Juan Cotino, tiene previsto ofrecer una rueda de prensa, fuentes policiales han confirmado que se ha detenido a tres personas. Dos de ellas poseen antecedentes penales por robo y forman parte de una banda que se dedica al robo por el método del butrón. El tercero es el ex vigilante jurado de la vivienda de Esther Koplowitz, quien supuestamente habría facilitado la entrada de los ladrones al domicilio de la empresaria.

El ex vigilante jurado de la vivienda, supuesto cómplice de los ladrones
Al parecer Casper y Sapiella, como se hacen llamar los supuestos ladrones, podrían haber fichado al ex vigilante para perpretar el hurto. Estos dos individuos fueron detenidos el pasado 10 de diciembre en relación al robo junto a otros cuatro más, pero el juez los dejó en libertad bajo fianza con cargos tras prestar declaración. En cuanto al vigilante, la policía le interrogó tras conocerse el robo y éste declaró que fue maniatado e inmovilizado por dos hombres encapuchados. Los agentes de seguridad no confiaron en la veracidad de su declaración y pidieron al juez una orden para vigilarle e intervenir su teléfono.

Las obras se encuentran perfectamente
Seis meses después las investigaciones han dado su fruto y se han recuperado diez de los diecinueve cuadros robados entre los que se encuentras obras tan importantes como El columpio de Goya (considerada la más valiosa de las sustraidas), Las Tentaciones de San Antonio, de Pierre Brueghel, Niña con sombrero, de Leonard Foujita y Paisage á Eragny, de Camil Pissarro. Las obras se encuentran en perfecto estado. La policía cree que los ladrones han tenido dificultades para colocar las obras en el mercado, ya que son de incalculable valor y ampliamente conocidas en el sector del arte. Además muchas de ellas tienen la denominación de bien de interés cultural, lo que hace casi imposible su salida del país.

La operación policial sigue abierta
La policía teme ahora que ‘las obras menores’, menos conocidas por el público, hayan podido ser colocadas en el mercado, aunque no descarta encontrarlas en breve y practicar nuevas detenciones por lo que la operación policial sigue abierta.

Más sobre: