Genoveva Casanova

Genoveva Casanova, la bella mexicana que ha conquistado el corazón de Cayetano Martínez de Irujo, se ha ganado también el cariño de los Alba con su discreción, elegancia y naturalidad. Esta semana, la joven asitía junto a la duquesa de Alba y sus hijos a la entrega de la Gran Cruz de la Orden Alfonso X el Sabio a Cayetana Fitz-James Stuart. Allí, se comprobaba que Genoveva está perfectamente integrada en la vida familiar de los Alba como ya lo había demostrado el hecho de que acompañara asiduamente a la duquesa a diferentes compromisos.

Desde que llegó a España con sus mellizos -Cayetano presentó a Luis y Amina el pasado 4 de septiembre-, Genoveva ha preferido eludir la fama que tal fácil podría haber adquirido. Se retiró, junto a Cayetano y sus dos hijos, a la finca Las Arroyuelas que un día le regalara la Duquesa de Alba a su hijo menor, y en el campo, se ha dedicado al cuidado de sus pequeños.

Genoveva se ha convertido también en la más fiel seguidora de Cayetano. Su presencia en los torneos hípicos en los que participa el conde de Salvatierra es de lo más habitual y como dijo en su día, Cayetano, el tiempo dirá si la relación llega al matrimonio...

Más sobre: