Álvaro de Marichalar se enfrenta a algunas dificultades en la última fase de su Expedición

A pocos días de ver finalizada su aventura, Álvaro de Marichalar se enfrenta a algunos problemas que están posponiendo su ansiada llegada a Miami. El viajero no posee un barco de apoyo de alta resistencia, capacitado para navegar con una autonomía mínima de trescientas millas, y está haciendo gestiones para encontrar uno lo antes posible.

Además, Álvaro se llevó un buen susto con la noticia del ingreso de su hermano, el duque de Lugo, en el hospital por un desmayo que sufrió cuando viajaba a París, aunque afortunadamente don Jaime salió del centro a las pocas horas.

A pesar de las contrariedades, Álvaro también ha vivido en los últimos días momentos de gran emoción, como cuando hermanó Soria con San Juan de Puerto Rico en un emotivo acto de intercambio de banderas en el que estuvo presente el alcalde de la ciudad, Jorge Santini Padilla.

Las horas están contadas y, aunque continúa en la búsqueda de la embarcación que viaje a su lado, el navegante navarro no ha perdido la esperanza en que su singladura tenga el desenlace deseado. Tanto es así, que Álvaro asegura que el próximo sábado 22 de junio hará su entrada triunfal en Miami.

Más sobre: