Miguel Molina, hace siete años, feliz acompañado de sus hijos

La familia Molina al completo, arropando, como siempre, a la matriarca, Ángela Tejedor, posaba hace siete años en la casa de Ibiza, en la que tantos momentos felices han pasado. Miguel Molina aparecía acompañado de sus siete hermanos, sus sobrinos y muy especialmente de sus tres hijos mayores, Clara, Adrián y Andrea, nacida de su unión con Lidia Bosch. Todavía no había llegado al mundo el menor, Antonio Floki, llamado así en recuerdo del inolvidable Antonio Molina.

Sin embargo, hoy, sólo siete años después, esta bella imagen de Miguel con sus hijos -también estaba su entonces compañera sentimental Lidia Bosch- parece difícil de ser tomada. Los dos mayores, Clara y Adrián, viven con su madre, Kirsa van Pallandt, en Inglaterra y están tramitando -Kirsa asegura que ellos así se lo pidieron- su cambio de apellido ya que desean llamarse como el actual marido de Kirsa y no Molina.

Tras una sentencia que obliga a Miguel a pasar trece fines de semana en prisión a causa del impago de la pensión de sus hijos, el actor lucha por recuperar el amor de Clara y Adrián después de unos años en los que, por diversas circunstancias, han estado distanciados.

Más sobre: