Carmen Ordóñez: 'No era consciente de lo mal que estaba'

Con mucho mejor aspecto que en sus anteriores apariciones públicas, sonriente, relajada y feliz, Carmen Ordóñez reapareció en el programa Abierto al anochecer, de la cadena Antena 3 televisión, para aclarar, por primera vez ,las circunstancias que rodearon su precipitado abandono del camino del Rocío y hablar extensamente sobre la crisis le llevó a ponerse bajo 2002-04-22,carmina para superar su 2002-04-23,carmina.

Carmen Ordóñez comenzó su intervención reconociendo que, por propia decisión y sin consultarlo con su médico, se retiró parte de la medicación para así participar en 2002-05-16, carmina. "Yo -aseguró- me equivoco como todo el mundo y yo misma me quité unas pastillas sin pensar el daño que puede hacerme porque pensé: ‘Si antes me tomaba 30 y ahora me tomo 2 y un cuartito, pues la dejo de tomar y no pasa absolutamente nada’. Lo reconozco y no me avergüenza en absoluto".

Desmayo en el Rocío
Esta determinación le causó una crisis el segundo día del Rocío, el 16 de mayo, cuando sólo todavía no se había cumplido un mes desde que concluyera su ingreso en el hospital San Miguel de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Madrid - Carmen abandonó este centro el pasado 25 de abril- y cuando todavía debía seguir la rutina, los horarios y la medicación que le había prescrito el equipo facultativo.

Segura, firme y muy tranquila, Carmen recordó como se produjo el desvanecimiento que sufrió en el Rocío al tiempo que negaba haber tenido convulsiones o que fuera un ataque epiléptico como se ha asegurado en ciertos medios. "Yo -afirmó- me acosté ese día del Rocío a las cuatro de la mañana. A las siete y media, estaba desayunando mi plato de puchero, un plato de jamón con pan, una cerveza y un zumo de naranja. Cuando me voy a cambiar es el momento en el que me desmayo. Pierdo el conocimiento totalmente. Tipo lipotimia".



Más sobre

Regístrate para comentar