Helen Lindes, Segunda Dama de Miss Universo 2000, recuerda como vivió el certamen de belleza

Las 10 chicas finalistas se eligen en las entrevistas y pases que se celebran en las tres semanas de concentración. Sin embargo, el jurado guarda con celo su elección hasta el noche de la gran gala. Helen recuerda así como fueron las entrevistas personales: "Los diez miembros del jurado están en una gran sala y en mesas contiguas. Hay cinco minutos de entrevista con cada uno de ellos y cada vez que se acaba ese tiempo suena un timbre y pasas a la siguiente mesa". Aunque, gracias a la ayuda de traductores, las chicas pueden realizar esta prueba en el idioma que deseen, Helen decidió hacerla en inglés, "siempre es mejor que una Miss Universo hable inglés", añade.

"En esas entrevistas, te preguntan de todo, por tu vida, que metas tienes, que objetivos, sobre religión, y sobre todo por las costumbre de tu país". Helen se muestra especialmente satisfecha de que la elección se base en esta prueba porque así "valoran todo, no sólo tu belleza, sino también tu saber estar, tu cultura, ...".

Fue una experiencia muy positiva pero de lo que mejor recuerdo guarda es de la relación con sus compañeras. Tanto es así que todavía mantiene contacto habitualmente con algunas de ellas: "Hice muy buenas amistades, especialmente con las representantes de Perú, República Dominicana y Costa Rica. Sigo hablando con ellas, nos mandamos mails y estuve de vacaciones en la República Dominicana".

Más sobre

Regístrate para comentar