Ana Botella preside un emotivo y entrañable homenaje a Vicente Ferrer

Con motivo del 50º aniversario de la llegada de Vicente Ferrer a la India, la Fundación que lleva su nombre ha querido celebrar un emotivo homenaje en el anfiteatro del Ilustre Colegio de Médicos de Madrid y que ha estado presidido por Ana Botella.

Ana Botella quiso, con este gesto, apoyar la labor que Vicente Ferrer está llevando a cabo en la India. También los actores Tony Cantó y Belinda Washington, quien lució un espectacular traje de estilo indú, contribuyeron a realzar el homenaje con la presentación que hicieron del acto.

Además, estuvieron presentes numerosos rostros populares, es el caso de José Bono y su esposa, Ana Ruiz, José Sacristán, Paloma San Basilio y Natalia Figueroa, junto a su hija Alejandra. Todos ellos quisieron alabar la actuación del que fuera propuesto Nobel de la Paz en el año 1968.

Vicente Ferrer, de 82 años, estuvo muy emocionado durante todo el acto y quiso agradecer las muestras de cariño con unas palabras: "Me llenan de emoción estas palabras, rebosantes de amor y esos epítetos tan maravillosos que me habéis dedicado, pero lo único que sé es que yo, sin la India, no seria absolutamente nada".

Toda una vida dedicada a los demás
Este barcelonés nacido en 1920, llegó a la India en 1952 como misionero jesuita con el objetivo de ayudar a erradicar la extrema pobreza que vive el país. Por este motivo, pone en práctica un ambicioso proyecto que alarma a los sectores más influyentes de la sociedad india, lo que origina que sea expulsado del país. Sólo la ayuda de Indira Gandhi hace posible que Vicente regrese a la India.

En este país conoce a Ana Perry, una periodista inglesa veintisiete años más joven, con la que se casó el 27 de mayo de 1968, y con la que ha tenido tres hijos: Tara, Moncho y Yamuna.

Más sobre: