Norma Duval y Esther Cañadas fueron las protagonistas de la primera jornada del Salón del Automóvil, que abrió ayer sus puertas en el parque ferial Ifema de Madrid. Ambas acudieron al evento para presentar sendos vehículos y se convirtieron en las estrellas de la inauguración del certamen.

Norma Duval llegó muy guapa y sonriente, y manifestó su satisfacción ante la resolución de la sentencia sobre sus supuestos problemas con Hacienda. "He ganado porque llevaba razón y en el auto queda claro que nunca jamás he defraudado a Hacienda", afirmó.

La artista, que asegura haber escuchado en los últimos meses "muchas barbaridades, mentiras y calumnias contra mi persona", dijo sentirse muy contenta con la resolución, ya que "siempre he cumplido con mis obligaciones como ciudadana y nunca he hecho un levantamiento de bienes en mi vida". "Me satisface decir que soy inocente", añadió.

La conocida vedette también habló del estado de salud del marido de su hermana Carla, Santiago Paredes, que tuvo que ser ingresado de urgencia hace unos días aquejado de una fuerte neumonía. "Está mejor, estamos todos muy esperanzados e ilusionados con que se ponga bien".

Esther Cañadas: ‘Sigo sola’
Esther Cañadas presentó un original vehículo decorado por el diseñador catalán Custo Dalmau. La modelo, que hace tiempo que no se deja ver por las pasarelas internacionales, dejó claro cual es su actual estado sentimental de forma tajante: "Sigo sola, sin novio, pero estoy muy bien así".

La alicantina dedica ahora gran parte de su tiempo a la Fundación Sabera, a la que pertenecen Nacho Cano y Penélope Cruz, entre otros. Con el objetivo de ayudar a los niñas pobres de Calcuta, Esther está preparando un acto benéfico en el que colaborarán Versace y Donna Karan.

Con respecto a su deseo de ser madre, Esther afirmó que, aunque le gustan mucho los niños, "estoy muy bien como estoy, y ya tengo suficiente de momento con la niña que apadriné y con otras niñas de Calcuta a las que trato de ayudar".

Más sobre

Regístrate para comentar