Sara Montiel: ‘Quiero casarme por la Iglesia, en la catedral de La Habana’

Sara Montiel ha regresado a Madrid después de haber permanecido dos meses en Cuba de vacaciones con su novio, Tony Hernández, y la familia de éste. Muy bronceada y luciendo un espectacular cambio de look, la artista llegaba a nuestro país asegurando que próximamente volverá a la tierra de Tony para "casarme por la Iglesia en la catedral de La Habana".

Sara ha regresado encantada de su viaje al país caribeño, donde ha sido recibida con los honores propios de una diva. Durante las ocho semanas de estancia en Cuba, la actriz ha tenido la oportunidad de conocer a la familia de Tony, a sus amigos e incluso a sus compañeros de trabajo de la Escuela Nacional de Cine y Televisión.

A la popular artista le ha hecho especial ilusión conocer a Dailín, hija de Tony, de 11 años de edad, con la que ha conectado muy bien.

Como dos enamorados en México
Aunque pensaba estar allí sólo quince días, Sara no pudo resistirse al encanto de la isla y finalmente ha permanecido allí seis semanas más de lo que tenía pensado. La actriz aprovechó la ocasión para ir de turismo a México, donde ha conocido, acompañada de Tony, los rincones más emblemáticos del país y las playas más exóticas.

Tanto le ha gustado Cuba, que Sara se ha comprado una casita allí para acudir de vacaciones. "No me voy a ir a vivir allí, sólo iré para bañarme porque no sabéis que mar, que colores..." .

Boda en La Habana
Aunque Tony vendrá a España en julio, la artista también tiene pensado regresar a La Habana pronto para contraer matrimonio en la catedral, "donde se casaron los abuelos de Pepe (Pepe Tous) y donde nació su madre; por eso me hace ilusión".

Sara, que afirma encontrarse "enloquecida y muy feliz", aclaró que no necesita la aprobación de sus hijos para casarse, ya que "soy muy libre de hacer lo que quiera".

Más sobre

Regístrate para comentar