Rocío Carrasco y Antonio David declaran en el proceso de su nulidad matrimonial

Rocío Carrasco y Antonio David Flores han prestado declaración en el Tribunal de la Rota de Sevilla con motivo del proceso que sigue la solicitud de nulidad interpuesta por Rocío. Antonio David Flores espera que dicha nulidad no sea aceptada puesto que afirma que las causas que su ex mujer ha alegado para pedirla son una "salvajada".

Relajada y sonriente llegaba Rocío Carrasco al Palacio Episcopal sevillano para prestar declaración. Desde las diez de la mañana hasta casi las dos de la tarde estuvo la joven en el Tribunal. A su salida, Rocío se subió rápidamente en un taxi que le esperaba en la puerta y no hizo ningún comentario acerca del proceso. La presentadora regresó a Madrid en el mismo día para no desatender por más tiempo sus compromisos profesionales, ya que es una de las colaboradoras del programa de María Teresa Campos.

Emilio Rodríguez: ‘Esperamos que el Tribunal no conceda la nulidad’
Al día siguiente de que declarara su ex mujer, Antonio David Flores se presentaba en el tribunal eclesiástico sevillano para debatir los motivos en los que se había basado Rocío para interponer la demanda de nulidad. Tras cuatro horas de declaración, el joven abandonaba el arzobispado negándose a hacer comentario alguno sobre su intervención.
Fue su abogado, Emilio Rodríguez Menéndez, el que tomó la palabra para confirmar que Antonio David no había firmado el acta al considerar que "lo que ha dicho Rocío no tiene nada que ver con la realidad".

El letrado, que espera que el Tribunal no conceda la nulidad, señaló que el deseo de su cliente es que se mantenga el vínculo matrimonial porque "cuando se casaron había consentimiento por parte de ambos, eran personas maduras que sabían perfectamente lo que hacían, y fue un matrimonio totalmente legal".

Rocío Jurado: ‘Ha sido duro recordarlo todo otra vez’
Rocío Jurado y José Ortega Cano también comparecieron ante el Tribunal de la Rota de Sevilla, y lo hicieron al tercer día de que se iniciara el proceso judicial. La cantante, que no quiso decir si le gustaría que su hija se casara otra vez, afirmó que le había resultado "duro" recordarlo todo de nuevo.

Este mismo día, Antonio David volvió al Palacio Episcopal para firmar finalmente el acta que el día anterior se había negado a aceptar.

La demanda de Rocío Carrasco
Una vez archivadas las declaraciones de todos los implicados, será el Tribunal Eclesiástico el que decida si la nulidad del matrimonio de Rocío y Antonio David debe proceder.

La juventud de la pareja en el momento en que se casaron, la falta de acuerdo entre ambos en todo lo referente a sus dos hijos, el hecho de que estos no estén bautizados y los amargos momentos vividos por Rocío cuando el que era su esposo fue condenado por apropiarse de 50.000 pesetas de una multa de tráfico podrían ser algunas de las causas que la hija de la cantante chipionera ha alegado en su demanda.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más