Carmen Ordóñez, en el Rocío: 'Estoy bien. Me encuentro divinamente'

Fiel a su cita con la Blanca Paloma, Carmen Ordóñez eligió la romería del Rocío para reaparecer tras haber sido ingresada en el hospital San Miguel de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón con motivo de su 2002-04-22,carmensom. Sonriente, relajada y con mejor aspecto que el que mostraba en semanas anteriores, Carmen siguió la peregrinación con la hermandad a la que pertenece, la de Triana y con ellos salió desde la Hacienda de San Ignacio, un hotel que está en el pueblo sevillano de Castillejos de Cuesta.

Como cada año, ya tiene preparada su casa de la Aldea del Rocío para recibir a sus amigos. Casi una treintena, según se comentaba, se reunirán en casa de Carmen lo que, de hecho, es una muestra de que su ánimo ha mejorado.

Antes de comenzar la romería, Carmen Ordóñez tranquilizó a quienes le preguntaron por su estado de salud: "Estoy bien, me encuentro divinamente" . "Quiero -dijo después- dar las gracias a los medios de comunicación que, en general, me han tratado muy bien y han respetado mi enfermedad. Ahora lo que quiero es ver a la Virgen del Rocío".

Sin duda, el retiro voluntario de estas semanas le ha ayudado a encontrar la tranquilidad que necesitaba para afrontar su dolencia. Primero fueron 2002-04-23, carmen2 y después tres semanas en las que sólo sus familiares y amigos más íntimos han estado junto a ella.

Sin embargo, Carmen sabe que, aun así, su recuperación no ha concluido. Todavía debe seguir los cuidados médicos dictados por el equipo facultativo que la atiende y, aunque ya ha ganado peso, tiene que recobrar algunos kilos más para lucir el mismo aspecto físico de siempre.

Más sobre: