Primeras declaraciones de Isabel Pantoja tras afirmar un diario que pagó para agilizar la adopción de su hija

Isabel se encuentra estos días convaleciente, en la cama y con fiebre pero la gravedad de lo publicado por el diario peruano le ha llevado a querer aclarar como se produjo la adopción de su hija, que hoy tiene seis años. "Yo ese año fui a Perú a cantar y le pregunté a mi representante que es lo que había que hacer para adoptar aquí en Perú. Y me explicaron los pasos que eran muchísimos" luego añade: "Se hicieron todos los trámites allí en Perú, todas las analíticas, para saberlo todo de mi vida, para saber si estaba sana, para saber cuanto dinero tenía,...".

’En España a las personas viudas no se lo dan’
Casi un año y tres meses tuvo que esperar Isabel desde que comenzó los trámites de adopción hasta que pudo tener a su hija en nuestro país. En ese tiempo tuvo que pasar cierto tiempo en Perú: "Mes y medio una vez, otro mes otras vez, dos meses otra vez", recuerda la popular cantante. La Secretaría Técnica de Adopciones y el Juzgado de menores tramitaron la adopción de la pequeña

Isabel también ha querido aclarar porqué se decidió a buscar a su hija en el país andino y no en España: "Porque a las personas viudas no se lo dan. Y fui a Perú porque yo cantaba allí".

Isabel asegura que cuando tuvo a su hija se pasó quince días en un hotel esperando que sus padres legítimos no reclamaran a la pequeña, entonces se dirigió a la embajada de España: "Para hacer a mi hija española, incluirla en mi pasaporte y en mi libro de familia. Yo lo tengo todo legalmente puede venir quien quiera venir que mi hija es mía".

Llamó una vez a Fujimori
Sin embargo, y ante la presión de algunos fotógrafos, Isabel decidió solicitar ayuda al entonces presidente de Perú, Alberto Fujimori: "Le llamé y le dije: ‘Soy Isabel Pantoja, cantante española y llevo un año en su país intentando adoptar un bebé’, él entonces me contestó: ‘Como no me ha llamado antes’ y yo le dije: ‘Yo no quiero nada ya está todo arreglado yo sólo quiero una escolta para mi hija para ir al aeropuerto para salir del hotel porque me da miedo. Nunca más hablé con él ni para darle las gracias".

Isabel está dolida por como puede afectar esta información a la pequeña: "Me duele en el alma sin todavía mi hija saber la verdad de su corta vida ella sólo sabe que tiene una madre, que tiene un hermano y se pueda enterar antes de que yo se lo diga".

"Mi hija -afirma también Isabel- ha sido el amor de mi vida antes de tenerla. Y he pasado lo que no está escrito antes de tenerla". "Es española, es mi hija, mi hijo es su hermano y no quiero hablar más de este tema", concluyó antes de dar por finalizada la entrevista.

Más sobre: