Eugenia Martínez de Irujo y Simoneta Gómez Acebo en la boda de Rocío Báez

La boda de Rocío Báez, hija del torero Miguel Báez, Litri, y de Conchita Spínola -hermana, por tanto, del también toreo Miguel Báez Spínola, Litri- reunió en Sevilla a un gran número representantes de la vida social de nuestro país. Rocío y Peter Sveatman han contraído matrimonio este fin de semana en la catedral de Sevilla arropados por sus respectivas familias así como por sus amigos más cercanos.

No hubo madrina
La novia, que lucía un elegante y sencillo diseño de Chus Baldasúa, entró en la Catedral del brazo de su padre y padrino minutos después de que lo hiciera Peter, que es de nacionalidad británica. El novio, sin embargo, prefirió no tener madrina ya que su madre falleció hace algún tiempo y no quiso que nadie ocupara el lugar que tradicionalmente le correspondería.

En coche de caballos
El soleado día permitió que muchos de los invitados optaran por el coche de caballos para llegar al templo. Así lo hicieron la duquesa de Badajoz, Pilar de Borbón, su hija Simoneta Gómez Acebo y su esposo, Juan Miguel Fernández Sastrón. La duquesa de Alba, por su parte, llegó acompañada de su hija Eugenia Martínez de Irujo. Eugenia lució uno de los trajes más originales entre las convidadas, un dos piezas de aire flamenco con falda roja de flecos y blusa blanca.

Toreros y políticos
Al enlace, tampoco faltaron representantes de la vida política española, como el ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos y su esposa Gemma. También el mundo taurino, como no podía ser de otro modo tratándose de la boda de la hija de Miguel Báez, estuvo presente con, entre otros, Curro Romero, quien llegó acompañado de Carmen Tello. La bailarina Maleni Gracia, por su parte, acudió con su hija Kika Aparicio, que lució un bonito vestido en tono rosa.

Tras la ceremonia, todos los invitados se trasladaron al hotel Alfonso XIII donde tuvo lugar el banquete nupcial y la animada fiesta que se prolongó hasta altas horas.

Más sobre

Regístrate para comentar