El mundo de la cultura y el arte conmocionado por la muerte del Barón Thyssen

Desde que se conociera ayer la noticia de la muerte del Barón, las muestras de cariño y apoyo no han parado de llegar a la familia Thyssen. Los Reyes de España, en nombre de la Familia real española, enviaron un telegrama de condolencia en el que subrayaron "la valiosa contribución del barón Hans Heinrich Von Thyssen al coleccionismo y al arte en España".

La esposa del presidente del gobierno, Ana Botella, lamentó la muerte del Barón y dijo que el nombre del barón "irá siempre unido al valor de su colección pictórica, que tiene grandes piezas de arte del siglo XIX. Ahora el Reina Sofía, el Prado y el Museo Thyssen forman el centro de arte más importante de todo Europa".

La ministra de Cultura, Pilar del Castillo, destacó "la genuina labor de mecenazgo" del barón y su "actitud de generosidad hacia España". "Es el momento del reconocimiento a toda una labor dedicada a fomentar el arte", dijo la ministra, quien envió un telegrama de pésame a la baronesa y se acercó hasta el Museo Thyssen de Madrid para firmar en el libro de condolencias, por el que hasta media tarde habían desfilado más de 200 personas.

También el secretario de Estado de Cultura, Luis Alberto de Cuenca, quien asimismo dejó estampada su firma en el libro del museo, dijo que "España está en deuda con el barón, porque su actitud ha sido ejemplar a la hora de enfrentarse a los problemas sobre la instalación de su colección en Madrid y Barcelona".

"Era un hombre con una dedicación total a la pintura que, curiosamente, había asumido como continuidad del proyecto de su padre", manifestó Tomás Llorens, conservador jefe del Thyssen Bornemisza, a quien la noticia sorprendió en Denia (Alicante).

Más sobre

Regístrate para comentar