Instalada la capilla ardiente del Barón Thyssen en Sant Feliu (Gerona)

El mundo de la cultura y el arte llora hoy la muerte de uno de los mayores coleccionistas del siglo, el barón Hans Heinrich Thyssen, que falleció ayer a causa de una insuficiencia cardiorrespiratoria.

El féretro con los restos mortales de Thyssen, cubierto con el estandarte familiar, salió a las 7 de la mañana de la finca familiar Mas Mañanas de la localidad de Sant Feliu de Guixols (Gerona), donde al Barón acostumbraba a pasar los veranos y donde pereció en la madrugada de ayer, hacia la ermita de Sant Elm situada en una colina próxima.

Allí quedará instalada la capilla ardiente, hasta que una vez completados los trámites necesarios, sea trasladado a Alemania, donde recibirá sepultura en el panteón familiar de Schloss Landsberg.

Arropada por los vecinos del municipio
El acceso a la capilla ha permanecido cerrado no obstante hasta el mediodía de hoy cuando la baronesa, Carmen Cervera,, acompañada de su hijo Borja y el hijo del barón Alexandre, ha acudido al templo para dar el último adiós a su marido. Allí ha recibido las condolencias de las autoridades municipales y de unos 200 vecinos congragados en la plaza de la ermita. Después se ha celebrado un pequeño funeral en la memoria del Barón y posteriormente se ha abierto al público la capilla ardiente con los restos mortales del barón Thyssen.

Emotivo funeral
El emotivo funeral se ofició en castellano, catalán y alemán -idioma con el que se leyó el evangelio- y contó con las interpretaciones de una escolanía y un violinista solista. En la homilía, el sacerdote destacó la presencia del barón en Sant Feliu y en la cultura de Cataluña y recordó que "la cultura y el arte es lo que nos engrandece".

Mañana podrían trasladar los restos a Alemania
A las puertas de la ermita se habilitaron libros de pésame para que los vecinos pudieran expresar sus respetos a la familia. La capilla ardiente permanecerá abierta durante todo el día de hoy y se prevé que mañana los restos de Thyssen sean trasladados a Alemania.

Carmen Cervera ha decidido elegir al municipio de Sant Feliu, como el lugar para la última despedida al Barón antes de su viaje a Alemania, porque se sentía muy ligada a esta tierra, donde el matrimonio acostumbraba a pasar largas temporadas.

Más sobre

Regístrate para comentar