Carmen Ordóñez continúa recuperándose en el hospital psiquiátrico San Miguel de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Madrid de la, según ella misma ha reconocido a través de un comunicado, adicción a ciertos somníferos. Carmen Ordóñez, con el apoyo de sus amigos, familiares y, especialmente, de sus tres hijos, lucha para superar la que ha denominado "la peor crisis que he pasado en mi vida".

La visita de Francisco
Esta misma mañana, Carmen recibía la visita de su hijo mayor, Francisco Rivera Ordóñez a quien no le ha sido posible visitarla antes -está 2002-04-22-carmenordonez por la noche-debido a que debía estar bajo observación médica a causa de la cogida leve que sufrió durante la Feria de Sevilla.

Francisco, con el semblante muy serio, ha llegado al citado centro clínico acompañado del torero Curro Vázquez, esposo de una prima de Carmen, Pati Dominguín y gran amigo de la familia.

El peor momento de su vida
La crisis que ha desembocado en la situación que atraviesa, según aseguraba Carmen hace unos días, se inició con el 2001-12-14,linatata el pasado mes de diciembre, continuó con la determinación de 2001-11-27-er contra Ernesto Neyra por malos tratos -querella que ha sido desestimada por el juez-. Después llegó la separa-fran-eugeina de su hijo mayor, Francisco Rivera y en los últimos días las controvertidas imágenes de su reencuentro con José Luis Gómez, Pepe el Marismeño. Unas circunstancias que han afectado especialmente a Carmen tal y como 2002-04-16,cartele recientemente.

El apoyo de su hermana
A Carmen tampoco le falta el apoyo de su hermana menor, Belén quien, con la discreción que le caracteriza, simplemente ha confirmado lo que Carmen asegura en el comunicado y luego ha añadido: "Ella está tranquila, está bien".

Más sobre

Regístrate para comentar