Aparatosas cogidas de Enrique Ponce y José Ortega Cano en la Maestranza de Sevilla

Una alegre tarde de toros en la Real Maestranza de Sevilla se tiñó de negro tras las aparatosas cogidas de los diestros Enrique Ponce y José Ortega Cano. Nada hacía presagiar que este festejo, que tanta expectación había creado entre los aficionados taurinos, concluiría en desgracia. El tercer matador de la tarde, Manuel Caballero, quedó como único espada del cartel y resolvió la papeleta con absoluta dignidad.

Ponce y Ortega Cano, heridos de gravedad
José Ortega Cano salió triunfal al ruedo de la Maestranza para batirse con su primer astado de la tarde. La mala suerte y un despiste del diestro de Cartagena hizo que el toro le embistiera con el pitón derecho a la altura de la ingle. Afortunadamente, Ortega Cano no sufrió ninguna cornada pero sí fuertes contusiones que provocaron que continuara la faena con el dolor reflejado en su rostro. Una vez concluída la lidia, le trasladaron a la enfermería de la plaza donde tras ser atendido por el equipo médico se le diagnosticó la fractura del codo izquierdo.

Poco después fue el turno de Enrique Ponce, que también resultó herido de gravedad en el muslo izquierdo durante la lidia de su primer toro. A pesar de haber sufrido una cornada de 35 cm, el torero valenciano quiso continuar toreando y concluyó la faena con una limpia estocada. Minutos después, Ponce fue trasladado a la enfermería de la plaza donde le operaron de urgencia y, posteriormente, le trasladaron a la clínica del Sagrado Corazón.

Nada más enterarse de lo ocurrido, Paloma Cuevas y Rocío Jurado, esposas de Enrique Ponce y Ortega Cano respectivamente, se trasladaron inmediatamente a la clínica Sagrado Corazón de Sevilla para estar al lado de sus maridos. Ambas se llevaron un gran susto, sobretodo Paloma Cuevas, ya que es una de las primeras cogidas importantes que sufre Enrique Ponce en toda su trayectoria taurina. Por su parte, el diestro de Cartagena, acompañado de Rocío Jurado, ha sido dado de alta para viajar a Madrid donde será intervenido quirurgicamente hoy a las 18:00 de la tarde en la clínica Ruber por el doctor Alfonso del Corral.

Ponce evoluciona favorablemente y Ortega Cano será operado hoy en Madrid
Según informó el doctor Ramón Vila, "han sido dos percances graves porque aunque el primero es una probable fractura del codo, es grave porque imposibilita a una persona durante mucho tiempo. La de Enrique Ponce es una cornada de 35 centímetros hacia arriba que ha roto todas las fibras del bíceps, y hay una cornada grave". A tenor del último parte médico, Enrique Ponce evoluciona favorablemnete pero necesitará entre 20 y 25 días para su total recuperación, mientras que Ortega Cano tendrá que estar alejado de los ruedos entre 40 y 45 días.

Más sobre: