Ana Botella, Isabel Preysler y Penélope Cruz, en la primera gran fiesta de la primavera

Con motivo de la estancia de Penélope Cruz en nuestro país, el embajador de Estados Unidos, George Argyros, ofreció una magnífica cena que reunió a numerosos representantes de la vida social española. A su llegada a la embajada, la actriz departió amistosamente con la condesa de Romanones, Sabino Fernández Campos así como la presentadora Jose Toledo y su esposo Cristóbal Martínez Bordiu.

Penélope Cruz se trasladó directamente desde la Casa Velázquez, donde tuvo lugar la 2002-04-12,fiesta del que es imagen, hasta la recepción del embajador de Estados Unidos a la que también asistió la esposa del presidente del Gobierno, Ana Botella, quien llegó acompañada de la presidenta del Senado, Esperanza Aguirre. Las dos damas eligieron el negro, el color predominante de la noche, para acudir a la cena. También Penélope, Jose Toledo y Nati Abascal optaron por el siempre glamouroso negro en sus favorecedores atuendos.

A la cena, también asistió Isabel Preysler que llegó acompañada de su esposo Miguel Boyer y fue una de las invitadas más elegantes de la noche. Isabel vestía un magnífico vestido de Elena Benarroch en tonos azules y de escote asimétrico que destacaba su ligero bronceado. Isabel estuvo hace unos días en Miami visitando a su hija Chábeli y a su nieto, Alejandro, ahora que el pequeño ya ha abandonado la Unidad de Cuidados Intensivos en la que se encontraba desde que nació a las 24 semanas de gestación.

En la recepción, también estuvieron, entre otros, Goya Toledo, gran amiga de Penélope, María Rosa Salvador, creadora de la Aguja de Oro, así como Covadonga O´Shea y Nieves Fontana, editora y directora, respectivamente, de la revista Telva.

Más sobre: