Ernesto Neyra prepara su boda

Poco más de dos años después de obtener el divorcio de su matrimonio con Carmen Ordóñez, Ernesto Neyra espera con ilusión la celebración de su enlace con Adelaida Céspedes, Leli, como él la llama cariñosamente. La boda de la pareja, por deseo del bailarín, tendrá lugar en la iglesia de la Virgen del Rocío, el mismo lugar en el que Ernesto celebró su primera comunión.

Será, tal y como ha anunciado Ernesto, una boda de carácter rociero a la que asistirán más de seiscientos invitados y en la que el hijo de Leli, que tiene cinco años, ocupará un lugar de excepción.

Ernesto y Leli vivirán en la casa que están preparando en Sevilla pero él continuará trabajando en Madrid y ella en Málaga. La pareja piensa ya en aumentar la familia y el bailarín asegura que le gustaría tener un hijo pronto.

Más sobre: