Rachel Hunter: "Rod Stewart y yo somos amigos del alma"

Rachel Hunter admite que todavía sigue queriendo a su marido, Rod Stewart, y que, desde que se separaron, ha tenido que someterse a sesiones continuas de terapia para superar la situación.

Hablan por teléfono todos los días
La modelo ha confirmado, también, a los periódicos, Daily Star y The Mirror, que siguen siendo amigos íntimos y que hablan a diario por teléfono para estar al tanto de lo que pasa con sus dos hijos: Renee de nueve años, y Lyam, de siete, y, también, con sus vidas. Rachel lo ha definido con las siguientes palabras: "Somos amigos del alma".

Era demasiado joven y no estaba preparada
La ex modelo ha señalado como principal causa de la ruptura de su matrimonio el hecho de que cuando se casaron era todavía una niña -tenía sólo 20 años- y que no estaba preparada ni para ser una mujer casada ni para ser madre.
Romper el matrimonio, fue por lo tanto, según ella, la única solución posible, aunque, desde entonces, reconoce, no ha podido librarse del sentimiento de culpabilidad que le causó "haber hecho tanto daño a Rod cuando decidí abandonarle".

No ha podido enamorarse de nuevo
El hecho de que no haya podido mantener ninguna relación estable con otro hombre podría significar que Rachel Hunter sigue enamorada todavía de su ex marido, aunque a esto también se une la tristeza no superada que le causó el matrimonio belicoso de sus padres y la separación de éstos.

"No se puede decir nunca jamás"
Aunque están separados desde hace años y Rod Stewart vive con Penny Lancaster, fotógrafo profesional, no están oficialmente divorciados. Quizá porque, aunque ahora, siguen caminos separados, podrían conservar ambos la esperanza de retomar lo que un día dejaron a medio camino, después de doce años de matrimonio. De hecho, cuando le preguntaron si podrían volver a estar juntos, la ex modelo contestó: "No se puede decir nunca jamás"

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más