La boda de Carmen Ordóñez y Julián Contreras

Se habían conocido cinco años atrás mientras realizaban el camino del Rocío de la Candelaria. Desde entonces Carmen Ordóñezy Julián Contreras no se habían separado y en marzo de 1988 se decidían a dar un gran paso en sus vidas: la celebración de su boda religiosa.

Carmen y Julián se habían casado cuatro años antes en Miami y ya tenían con ellos a su hijo, Julián, pero también contraer matrimonio eclesiástico. Fue una boda íntima y sencilla. Sólo diez personas asistieron al enlace en el que el hijo mayor de Carmen, Francisco Rivera actuó de padrino y Lolita, gran amiga de la novia, de madrina. El desaparecido Antonio Ordóñez, su esposa Pilar Lezcano, el torero Curro Vázquez, su esposa Paty Dominguín, Guillermo Furiase, marido de Lolita, la tata de la familia Ordóñez, Elena, y la niñera del pequeño Julián fueron los otros invitados a la boda en la que también estuvieron, como no podía ser de otro modo, Cayetano Rivera, segundo hijo de Carmen y Julián Contreras hijo.

Han pasado ya catorce años desde que se celebró el enlace y Carmen y Julián, a pesar de estar divorciados, mantienen una gran relación de amistad. Tanto es así, que Julián acompañó a su ex mujer a la boda de Cayetano Rivera y Blanca Romero y cuando Carmen presentó una querella contra Ernesto Neyra por malos tratos, Julián le prestó su apoyo, cariño y comprensión.

Más sobre: