Ana Obregón: 'Mi personaje en la serie se parece a mí en la falta de cariño'

Ana Obregón fue la estrella de la presentación en vídeo y DVD de la película Moulin Rouge. La popular actriz y presentadora llegó en una espectacular limusina blanca a la conocida sala madrileña donde tuvo lugar la presentación del musical.

Muy similar al estilo de la bailarina del cabaret parisino Satine -papel interpretado por Nicole Kidman en la película-, Ana Obregón lució un sugerente y favorecedor corpiño rojo a juego con un falda del mismo tono que resaltaba su figura. Nada más llegar, la actriz manifestó: "Estoy muy orgullosa de presentar este acto aunque no me puedo comparar con Nicole Kidman. Me hubiera gustado interpretar su papel pero lo único que no sé es cantar". Haciendo gala de su sentido del humor, añadió: "Tampoco me hubiera importado estar casada con Tom Cruise".

Durante la presentación se revivió el musical Moulin Rouge -película nominada a ocho Oscar- con las actuaciones en directo de 14 bailarines que representaron los números del filme. Tras el espectáculo, Ana Obregón posó junto al vestuario que lucieron los actores durante el rodaje. Junto a la presentadora estuvieron Marc Ostarcevic, Maribel Sanz, Belinda Washington y Marilí Coll, Eugenia Santana y su novio, José Faría, entre otros.

Con motivo de esta cita, la popular artista aprovecho para hablar de su serie Ana y los siete. "Mi personaje en la serie se parece a mí en la falta de cariño" De todos modos, la actriz señaló: "No se parece en nada la Ana Obregón que conoce la gente a la real". Ana Obregón, que continúa rodando la serie en la que comparte protagonismo con Miguel Molina con quien, de momento, no ha confirmado su separación, se limitó a decir: "Miguel es maravilloso. En el papel de mi novio en la serie está estupendo. Mientras continúe el rodaje la actriz manifestó que no iba a hablar de su situación personal. "Cuando acabe la serie ya se verá".

Es el primer acto público al que acude Ana desde que comenzara el rodaje de la serie: "Echo de menos llevar una vida normal porque llevo tres meses sin salir de mi casa. No puedo salir sin que me siga una cámara".

Más sobre: