Álvaro de Marichalar cruzará el Océano Atlántico en una moto acuática

En una embarcación de dos metros y medio de eslora, y sin más compañía que la de un barco de apoyo y una balsa para dormir, Álvaro de Marichalar se enfrenta a la gran aventura de cruzar el océano Atlántico. El viaje, que durará unos 70 días, comienza mañana en Roma, y concluirá a principios de mayo en Miami.

El hermano de don Jaime de Marichalar tratará de establecer un nuevo récord mundial y ver cumplido el reto que se planteó en 1982, cuando navegó por primera vez a bordo de una moto acuática. La travesía es complicada, y el joven soriano se ha entrenado a fondo para ello. Ha vivido durante las cuatro semanas previas al inicio de la ruta en el mar, en la balsa donde dormirá, que ha estado anclada frente a la isla balear de Formentera, para acostumbrar su piel al agua salada. Se siente "sereno e inquieto a la vez" , pero con la gran ilusión de poder ver pronto cumplido el sueño de su vida.

Respaldado por un barco de apoyo
Seis tripulantes que viajarán en un barco de apoyo acompañarán a Álvaro en su travesía. Un mecánico, un médico, una especialista en comunicación a través de Internet, una masajista, un veterinario, el capitán... todos ellos componen el joven equipo que estará pendiente del navegante en todo momento. A pesar de contar con el apoyo de este barco, Álvaro viajará con independencia, a gran distancia de él, y únicamente recurrirá a sus compañeros para conseguir víveres y combustible.

El cuñado de la Infanta Elena recorrerá lugares como Nápoles, Capri, Sicilia, Túnez, Argel, Orán, Gibraltar, Ceuta y Tánger antes de llegar a Las Palmas de Gran Canaria, donde permanecerá unos días para prepararse antes de iniciar el tramo atlántico. Del 22 de marzo al 17 de abril está previsto que el joven aventurero cruce el océano. Si todo sale como está programado, Álvaro llegará a la Isla de Antigua el 18 de abril y, desde allí, navegará a lo largo de Las Antillas, pasando por las Islas Vírgenes, Puerto Rico, República Dominicana, Cuba... hasta llegar a Miami, donde concluirá la travesía.

Don Jaime de Marichalar, siempre apoyando a su hermano
El duque de Lugo podría haberse trasladado hasta Roma para despedir a su hermano, que partirá mañana rumbo Nápoles, puerto donde hace la primera escalada en su ruta. De todos es sabida la afición de don Jaime a los deportes y el mar, y se ha especulado que podría haber querido estar presente mañana en Italia para apoyar a su hermano menor en el inicio de su travesía atlántica.

Seguimiento diario en Hola.com
Hola.com hará un intenso seguimiento de esta apasionante aventura, informando diariamente del desarrollo del viaje, los puertos visitados, el estado físico de Álvaro de Marichalar y las posibles incidencias. Además, les ofreceremos declaraciones de todos los tripulantes del barco de apoyo, que narrarán sus impresiones de la travesía a través de nuestra página web, en el cuaderno de bitácora.

Más sobre

Regístrate para comentar