Francisco Rivera Ordóñez, primogénito de Carmen Ordóñez y Francisco Rivera, Paquirri, y, celebraba su segundo cumpleaños rodeado de amiguitos, regalos, y, como no, sus familiares más cercanos. Una fiesta como la de cualquier otro niño de su edad pero la del pequeño Francisco tuvo la particularidad de que ese día demostraba por primera vez sus habilidades con la muleta.

Ante la mirada orgullosa de su abuelo, el genial Antonio Ordóñez, y la guía de su padre, el malogrado Paquirri, Francisco cogía con gracia y destreza la muleta que hoy, veintiocho años después le ha hecho triunfar en las plazas de toros de todo el mundo.

Francisco, como no podía ser de otro modo, continuó la dinastía familiar. Hijo de Paquirri, nieto de Antonio Ordóñez, sobrino de José Rivera Riverita, biznieto de Domingo Domínguez y Cayetano Ordóñez Niño de la Palma, ha paseado su arte por España e Hispanoamérica.

Más sobre

Regístrate para comentar