Los príncipes de Holanda se reunieron con los padres de Máxima en Londres

La Casa Real holandesa no sólo ha guardado con celo los detalles de la celebración del banquete nupcial de los príncipes Guillermo y Máxima en el palacio de Ámsterdam sino que también ha evitado pronunciarse sobre el destino escogido por el heredero al Trono y su esposa para disfrutar de su luna de miel.

Sin embargo, la presencia del heredero al Trono de los Países Bajos y su esposa no pasó inadvertida en el aeropuerto de Zurich, en Suiza, sólo un día de celebrarse la Guillermo y Maxima-gran boda real del año . Según confirmó un portavoz policial, los recién casados aterrizaron el domingo, cerca de la una del mediodía, en el citado aeropuerto procedentes de Londres. En la capital británica, los Príncipes se encontraron con los padres de Máxima, Jorge Zorreguieta y Carmen Cerrutti, que siguieron desde allí la ceremonia de la boda.

Como era de esperar, la princesa Máxima quiso compartir con ellos todas las emociones vividas el pasado sábado cuando se convirtió en Princesa de Orange-Nassau, Princesa de Holanda y señora de Amsberg. Ya habían hablado por teléfono ya que Máxima Zorreguieta les había telefoneado tras pronunciar su primer "Sí, quiero" y antes de que tuviera lugar la ceremonia religiosa.

El siguiente destino de los Príncipes, según la cadena de radio suiza Hitradio Z, será la estación invernal de Klosters donde la Familia Real holandesa posee una residencia. Al parecer, Guillermo de Holanda y Máxima Zorreguieta podrían trasladarse luego a un destino con mar y sol, tal y como ha dicho Guillermo que desea que sea su luna de miel.

Más sobre: