Sólo un mes y medio después de que el príncipe Felipe anunciara la ruptura de su relación con Eva Sannum, la joven noruega ha pasado un fin de semana en Barcelona acompañada de un grupo de amigos. Una visita que puede resultar sorprendente ya que la modelo, que siempre ha hecho gala de una gran discreción, podía imaginar la expectación que iba a levantar su visita.

Eva recorrió las calles más típicas de la ciudad, realizó algunas compras y se divirtió en la inauguración de una discoteca.

El grupo de amigos, cinco chicos y una chica, sonreía divertido al ver como la gente que reconocía a la modelo le gritaba palabras cariñosas mientras ellos paseaban por la calle. Eva, en su recorrido por Barcelona, se convirtió en el centro de atención de los transeúntes, lo que ella aceptó con naturalidad y sin concederle ninguna importancia, quería disfrutar de unos días con sus amigos.

Más sobre

Regístrate para comentar