Sofía Mazagatos recibía, pocos días antes de cumplir la mayoría de edad, uno de los mejores regalos que podía desear, el título de Miss España. Sofía, poco después de que Miss España 1990, Esther Arroyo, le impusiera la banda, comentaba sin ocultar la alegría que sentía: "No soy nada llorona pero ésta ha sido la mayor emoción de mi vida. Por dentro sentía que el corazón se me salía. Lo que más me llegó al alma fue la franqueza y la alegría con la que mis compañeras me abrazaron y felicitaron".

Como premio a su belleza, y junto al título, Sofía recibió un millón de pesetas y ese mismo día ya contaba lo que pensaba hacer con el dinero: "Prácticamente ni sabía que había ese premio. Lo importante para mí es el título. Pero, dado que el cinco de febrero cumplo dieciocho años me voy a regalar una joya".

La flamante Miss España 1991 abandonó entonces sus estudios de bachillerato para dedicarse por completo al mundo de la moda. Sofía se convirtió en una de las modelos más populares de nuestro país hasta que hace unos años decidió trasladarse a Estados Unidos para iniciar un nuevo reto: convertirse en una reputada actriz.

Sofía ha participado en dos series televisivas en nuestro país, Academia de baile Gloria y Paraíso, además de en la obra de teatro Esmoquin, en la que también trabajaba Arturo Fernández. Pero la guapa española también ha debutado en el mercado internacional. Rodó las películas La pasión de Sor Juana en México y La dama en Cuba, además el cine estadounidense empieza a abrirle sus puertas con títulos como El lobo de mar y O.R.C.A: Misión peligrosa en la que también participan Daniel Baldwin, el tercer hermano de la popular saga, y Melissa Sue Anderson, la actriz que daba vida a Mary Ingalls en la inolvidable serie La casa de la pradera.

Más sobre

Regístrate para comentar