Sara Montiel: “No confirmo que nos vayamos a casar este año, pero desde luego está en nuestra mente”

—Sara, hemos sido testigos de un momento muy bonito.
—Pues sí, porque es una forma de expresar lo que siente por mí. Es un anillo que, en el futuro, veremos qué ocurre con el, pero que me hace muchísima ilusión.

—Aunque tú tienes joyas mucho más valiosas.
—Bueno, un anillo, por humilde que sea, siempre es un anillo. Y yo estoy encantada de aceptarlo y ratificar que lo acepto.

—¿Eso significa que habrá boda?
—No se descarta. Hemos hablado mucho acerca de casarnos y a los dos nos encantaría, pero la verdad es que queremos dejar pasar el tiempo para no precipitarnos. No puedo confirmar que nos vayamos a casar este año, pero desde luego está en nuestra mente.

—¿Habría algún impedimento legal para que se celebrara ese enlace?
—Ninguno. Yo soy viuda desde hace nueve años y Tony está divorciado. Podríamos casarnos en cualquier momento.

"Mis hijos siempre apoyan mis decisiones"

—Tus hijos, Thais y Zeus, no han estado hoy presentes.
—No, ellos se encuentran en Estados Unidos y no han podido estar con nosotros.
—¿Están ellos de acuerdo con esta relación? ¿Te apoyarían si decidieras casarte?
—Creo que sí, porque ya son mayores y hacen un poco su vida. Ellos conocen a Tony y se llevan bien con él, pero por encima de todo quieren verme feliz y no pondrían ningún problema.

Tony: "Sara es un sueño hecho realidad"

—Tony, ¿qué has sentido al entregarle a Sara el anillo?
—Una gran emoción. Quería oficializar nuestra relación, de la que espero que todo salga bien, y como tengo que regresar a mi país para reincorporarme al trabajo, no he querido irme sin dejar constancia de que mi compromiso con ella es eterno.

—¿Casarte con Sara es un sueño que podría hacerse realidad?
—Sara ya es un sueño hecho realidad y casarme con ella sería el bro- che de oro a esta situación. Lo que sí digo es que la decisión siempre va a ser de ella, porque yo estoy dispuesto a ser su marido desde hace mucho tiempo.

Más sobre: