Oscar Lozano: ‘En mis planes no entra el matrimonio con Belén’

Hace ahora un año que Oscar Lozano y Belén Esteban comenzaron a salir juntos. El empresario, aunque no piensa en boda, asegura que el balance de su relación es "muy positivo".

—¿Qué es lo que has visto en Belén que no has visto en otras mujeres con las que has estado?
—Su gran corazón, sus sentimientos tan profundos. Eso no lo he sentido con ninguna mujer, ni siquiera con la madre de mi hijo, con la que estuve cinco años.

—Después de un año de relación, ¿habéis pensado en casaros?
—No entra dentro de nuestros planes. Soy muy joven y tengo que vivir todavía mucho. Estamos muy bien así. Cada uno en su casa. La palabra "boda" me queda muy grande. Yo tengo a mi hijo, Cristian, de cinco años. Ella a su hija, Andrea, de dos. Sería muy complicado. Ya estuve a punto de casarme con la madre de mi hijo y tampoco lo hice.

—¿Y vivir juntos?
—Tampoco, por nuestros hijos. Pasamos días juntos cuando no tenemos a los niños, pero nada más. No entiendo la postura de Jesulín paseando con su novia y su hija. Para mi hijo sería un golpe muy fuerte saber que yo tengo novia.

—¿Tu hijo conoce a Belén?
—No, y yo he conocido a Andrea hace muy pocos días, pero no nos ha visto nadie para que nos fotografiasen. Por la educación que he recibido, no veo bien que mi hijo conozca a Belén. Y para mí, mi hijo es lo más sagrado en esta vida.

—¿Habéis pensado Belén y tú en tener un hijo en común?
—No, porque no quiero que mi hijo tenga hermanastros. Es cuestión de mi educación. No lo puedo evitar. Soy así.

—¿Y esto no le puede sentar mal a Belén?
—Belén sabe cómo soy y me comprende.

—¿Son muy diferentes como mujeres la madre de tu hijo y tu novia?
—Efectivamente. Carmen Morales es la mujer perfecta y me llevo muy bien con ella. Pero ya te he dicho que el corazón que tiene Belén no lo tiene nadie. Ellas son dos mujeres muy distintas.

—Hablas mucho de la educación que has recibido. ¿Y en esa educación no entran los planes de matrimonio?
—Estuve a punto de casarme con Carmen porque teníamos un hijo en común, y al final nos dimos cuenta a tiempo de que no funcionaría nuestra relación.

Más sobre: