Doctor Iglesias: 'Todos estamos pendientes de lo que ocurra'

Horas antes de que se produjera el alumbramiento de Alejandro, el primer hijo de Chábeli Iglesias y Christian Altaba, el doctor Julio Iglesias Puga hablaba de los angustiosos momentos que vivía la familia desde que, el miércoles día 9, Chábeli comenzara a sufrir contracciones y dolores que han causado el nacimiento prematuro de su bebé.

"Ella es muy fuerte y seguramente saldrá de esto con la positividad que la caracteriza", destacaba el doctor Iglesias Puga poco antes de que su nieta mayor 2002-01-15,chabel en el hospital Jackson de Miami.

Rodeada por su familia
El padre de Julio Iglesias comentaba que Chábeli ha tenido el permanente apoyo de sus padres y su marido cuando está viviendo uno de los episodios más amargos de su vida: "Está acompañada en todo momento por Christian -su marido-, que es un chico sensacional y fuera de serie, y por Isabel -su madre- que le da fuerzas y la anima en todo momento y por Julio que, siempre lo digo, es un padrazo".

El doctor no escatimaba elogios hacia Chábeli y su marido Christian: "Se ha casado con un hombre excepcional y traen al mundo a un hijo por amor. Y por amor está dispuesta al mayor de los sacrificios. Se lo digo yo, que la conozco bien".

Isabel y Julio
"Jamás me canso de decir -añadía Julio Iglesias Puga- que Julio es un padrazo. No sólo ha enviado su avión particular para que ella estuviera cuanto antes en Miami, con los médicos que la han atendido desde el inicio de su embarazo, sino que ha dejado sus compromisos de lado para estar a su lado. También están el marido de Chábeli -Christian- que está demostrando una fuerza extraordinaria e Isabel que no se ha separado de su lado desde que llegó a Estados Unidos".

Momentos de gran preocupación
Toda la familia vivía, y todavía vive, momentos de gran preocupación que el doctor Iglesias Puga, que es médico ginecólogo, nos explicaba: "La situación es delicada y grave. El bebé no ha entrado en el sexto mes de gestación o sea que sus órganos no están totalmente formados y es muy complicado tomar una decisión. Por lo que sé, todo el equipo de médicos está intentando tomar la mejor solución tanto para mi nieta como para el bebé".

Desde su experiencia profesional, intentando dejar de lado la emoción que sentía, aseguraba que estas situaciones son excepcionales aunque es más probable que se den en aquellas mujeres que son madres por primera vez, como es el caso de Chábeli. "No es digamos normal -aseguraba -, pero en un tres o cuatro por ciento de embarazos las mujeres pueden abortar o tener partos prematuros. A partir de sexto mes todo se complica aún más ya que primero está la salud de la madre".

Horas decisivas
Las primeras setenta y dos horas de vida de un niño prematuro son decisivas y el doctor, consciente del peligro que podía entrañar un alumbramiento cuando todavía no se han cumplido los seis meses de gestación, aseguraba horas antes de que se produjera el nacimiento: "Chábeli está muy angustiada. Todos estamos muy preocupados y pendientes de lo que suceda. Las próximas horas, seguramente, y también por mi experiencia serán decisivas. Cruciales para nosotros. Habrá que esperar y rogar a Dios para que las cosas salgan bien".

Más sobre: