Ana Aznar Botella, protagonista de la semana

La única hija del presidente del gobierno español, José María Aznar, y Ana Botella prepara ya, con gran ilusión y alegría, su boda con Alejandro Agag, estrecho colaborador de su padre y actual presidente del Partido Popular Europeo (PPE). 2002-01-02,ana, cuando se cumpla el primer aniversario del noviazgo de la joven pareja, y será la primera vez que se celebre una boda de un hija de un presidente español estando éste en La Moncloa.

Ana Aznar Botella tenía quince años cuando José María Aznar ganó las elecciones legislativas de 1996 y se trasladaba, junto a sus padres y sus dos hermanos, José María y Alonso, a residir en el palacio presidencial. Ana, como cualquier otra joven de su edad, continuó con sus estudios al tiempo que su madre, Ana Botella, intentaba que esta nueva etapa afectara lo menos posible a su vida familiar.

Pocas veces se le veía en público y cuando esto ocurría, era con motivo de las vacaciones familiares, en Oropesa, donde solían veranear, o en Baqueira Beret, donde tradicionalmente reciben el año. Hasta que, tras el pasado verano, Ana acompañó a su madre a diversos actos relacionados con el mundo de la moda. Su presencia en algún desfile demostró que se ha convertido en una atractiva joven que destaca por su amabilidad, gran sentido de la responsabilidad, su discreción y cierta timidez que se deja entrever cuando asiste a un compromiso público.

El anuncio de su compromiso matrimonial con Alejandro Agag ha sido recibido con inmensa satisfacción por las dos familias y mientras comienza con los preparativos que preceden a toda boda, se concentra en su otra gran preocupación, los exámenes de su carrera universitaria.

Más sobre: