Hace algunas semanas, Ana Obregón confesaba que está de nuevo enamorada: "Estoy enamorada de Miguel Molina, Para que negar lo evidente". Así se mostraba de rotunda al hablar de la relación que le une al popular actor. Una amistad que comenzó hace diecisiete años aunque hasta hace poco más de un mes no habían sentido que entre ellos había algo muy especial.

Ahora, y tras la publicación de unas polémicas fotografías de la pareja, la actriz ha realizado una serie de declaraciones: "Estoy indignada. Lo que no puede ser es que algunos de los que se dicen periodistas o prensa actúen como delincuentes. Y digo esto porque es un delito hacerte unas fotografías en un lugar que es propiedad privada, porque donde yo vivo, en la urbanización La Morajela, es propiedad privada. Llega un momento en el que ya está bien".

"Me sentí violada, pero no sólo por mi, sino porque tengo un hijo, unos padres y una familia. Me he sentido muy mal porque esto hace daño a todos los niveles y, además, puede llegar a afectar también a mi trabajo, no sólo ya a los que me rodean". "Esto nos ha afectado muchísimo a los dos. Y, por otra parte, se hace un daño bestial a los sentimientos de las personas, aunque a mí no me hunde porque soy madre y tengo un hijo que sacar adelante".

Por su parte, Miguel Molina simplemente se ha limitado a decir: 'Hay que saber donde está el límite de las cosas'.

Más sobre

Regístrate para comentar