Rocío Dúrcal

Radiante, con una sonrisa de satisfacción en la cara -reflejo del buen momento que atravesaba tanto personal como profesionalmente-, la cantante Rocío Dúrcal, acompañada por sus dos hijos Carmen y Antonio, recibía en su hogar, las navidades de 1978, a la revista ¡HOLA!

Durante la entrevista, Rocío hizo balance del año que concluía: un nuevo disco de oro en casa, su compacto de rancheras con sello del compositor Juan Gabriel había sido un rotundo éxito, una triunfal gira por Estados Unidos... Pero, por encima de todo, gozaba de un matrimonio absolutamente feliz. "Antonio y yo nos llevamos de maravilla. El próximo 15 de enero celebraremos nuestro noveno aniversario de bodas y, la verdad, sigo locamente enamorada de él" decía Rocío Dúrcal al respecto.

Rocío, que celebraría las fiestas navideñas de aquel año en casa y en familia, reveló a los periodistas de nuestra revista su deseo de volver a ser madre. "A 1979, le pediría volver a trabajar junto a mi marido y, quien sabe... tener otro hijo. Me gustaría tener más familia". Y así fue. Ese mismo año Rocío Dúrcal dio a luz a una preciosa niña llamada, Sheila.

Hoy, más de dos décadas después, Rocío sigue siendo una de las voces más importantes de nuestro país y de Hispanoamérica y, a pesar de las grandes giras promocionales a las que está obligada por su profesión, siempre ha desempañado brillantemente su papel de esposa, madre y, ahora, también, de abuela.

Más sobre: