Hace veintitres años... Carmen Sevilla, un Papá Noel de excepción

Con barba cana, gorro y casaca rojos, Carmen Sevilla deseó, en las ya lejanas navidades de 1971, unas felices fiestas y un próspero Año Nuevo a todos los lectores de ¡HOLA!

Junto a la actriz, se encontraba su único hijo, Augusto Algueró Jr. El pequeño, disfrazado -como su madre- de Papá Noel, posó tímidamente ante los fotógrafos mientras ambos adornaban un gigante árbol de navidad con un sinfín de divertidos y llamativos adornos.

Pese a la alegría propia de estas fechas, Carmen Sevilla y su hijo celebrarían las navidades de aquel año con cierto pesar, pues el compositor Augusto Algueró, su primer marido y el padre del niño, se encontraba entonces delicado de salud y debía permanecer en reposo.

Veintitrés años después, Carmen Sevilla conserva la misma capacidad de entusiasmo de entonces. Sigue siendo una mujer absolutamente optimista y luchadora, capaz de afrontar los grandes reveses que le han surgido a lo largo de sus 71 años -un matrimonio fallido, el fallecimiento de su madre y la muerte de su segundo marido, el que fuera su gran amor, Vicente Patuel- y más recientemente, el de su madre. Con grandes dosis de trabajo y compartiendo con su hijo las alegrías que le ofrece la vida, como el nacimiento de su primer nieto, lo que le ha llenado de alegría.

Más sobre: