Javier Conde

Con la boda de Javier Conde y Estrella Morente se culminan los enlaces taurinos de esta temporada que iniciaron Finito de Córdoba y Arantxa del Sol cuando contrajeron matrimonio en la iglesia de Santa Marina de Aguas Santas de la ciudad del mezquita.

Javier y Estrella cumplen con su boda con el tópico del torero y la folclórica que se enamoran. Un amor que llegó hace sólo siete meses pero que ha sido tan fuerte que, rápidamente, antes de que él inicie su temporada en Latinoamérica, han querido celebrar su unión ante la Virgen de las Angustias de Granada, la tierra de la novia.

El valiente diestro malagueño siempre pausado, calmado, como refleja en el arte torero que ha paseado por las mejores plazas, ha preferido ir, en esta ocasión, más deprisa que de costumbre y todo porque ha encontrado en la joven cantaora a la mujer de su vida. "Estoy muy bien - decía estos días- y muy feliz. Lo que me está pasando es lo mejor que me podía pasar".

Más sobre: