Rafa Camino y El Litri se vestían de luces por primera vez

Miguel Báez El Litri y Rafa Camino, grandes amigos, compartieron la experiencia de vestirse de luces por primera vez. Fue en 1989 y en la plaza de la localidad francesa de Nimes, donde los dos, vestidos ambos de blanco y oro, recibieron la alternativa de sus padres, retirados desde hacía años de los ruedos que volvieron a la arena sólo para acompañarlos ese día.

El Litri dio la alternativa a su hijo, Miguel Báez Spínola y poco después Rafa Camino la recibía de su padre, Paco con El Litri, el primero de la saga, como testigo. En el hotel, mientras tanto, esperaban sus madres, María Ángeles Sanz y Conchita Spínola impacientes por ver a llegar a sus hijos tras su debut profesional.

Durante los primeros años de su carrera, Rafa y Micky, como le llaman en su casa, compartieron numerosos carteles ya que, además de su pasión por el toreo les unía una gran amistad. Todavía hoy, doce años después, los diestros conservan esa relación como demuestra que Miguel Báez fuera uno de los testigos de Rafa Camino el día de su boda con Natalia Álvarez.

Más sobre: