Ana Rosa Quintana se convertía en 1983 en una estudiante más en Nueva York. La presentadora, tras haber triunfado ya en TVE, se disponía a mejorar su conocimiento del inglés en la Universidad que lleva el nombre de la ciudad.

Ana Rosa, hace veintidós años, se había trasladado a Estados Unidos tras contraer matrimonio con el también periodista Alfonso Rojo que trabajaba allí como corresponsal de un diario.

La hoy popular presentadora deseaba aprovechar su estancia en Nueva York para ampliar también sus estudios por lo que se disponía a iniciar un master en Comunicación Audiovisual en la escuela de periodismo de la ciudad.

Ana Rosa Quintana, veintidós años después, es una de las presentadoras televisivas de más éxito de nuestro país. Su pasión por el periodismo sigue siendo tan fuerte como entonces y acaba de embarcarse en un nuevo proyecto, una publicación que lleva su nombre. Con ilusión y esfuerzo, ha llegado a ser uno de los rostros más populares y queridos de la pequeña pantalla, un triunfo que ha conseguido con mucho tesón como ella misma confesaba a la revista ¡HOLA!: "en el camino hacia el éxito nada me ha sido regalado".

Más sobre

Regístrate para comentar