Carmen Ordóñez habla claro

Temperamental y apasionada, Carmen Ordóñez no deja impasible a quien la conoce. Frecuentemente en el centro de la polémica y asidua a los eventos sociales, la hija mayor del desaparecido Antonio Ordóñez se ha decidido esta semana a hablar con claridad sobre los últimos acontecimientos que le han afectado.

Unas 2001-11-08, carmen en las que Carmina, como la llaman sus íntimos, reconoce que debe reducir la dosis de fármacos que toma para poder dormir y que este fue el motivo de su ingreso en un centro hospitalario poco antes de que su hijo Cayetano 2001-10-26,cayi con Blanca Romero.

Una boda a la que también asistió la viuda de Antonio Ordóñez, Pilar Lezcano, con la que Carmen no mantiene una buena relación y a la que ha confesado que llama El oso.

Carmen también ha querido desmentir que se sienta más unida a Blanca Romero que a Eugenia Martínez de Irujo. Se lleva muy bien con sus dos nueras y reconoce que la modelo asturiana es muy cariñosa pero que a la duquesa de Montoro la conoce desde hace más años. Y añade que Blanca nunca llegó a ser novia de Francisco Rivera como se ha dicho.

Y, por supuesto, también ha comentado la gran amistad que mantiene con sus dos ex maridos: Julián Contreras y Ernesto Neyra. Una magnífica relación que no comparten sus tres hijos que adoran al compositor andaluz pero que prefieren no hablar del bailarín.

Más sobre: