Camilo Sesto anunciaba su retirada de los escenarios

Camilo Sesto anunciaba en 1987 su retirada de los escenarios para dedicarse plenamente a su hijo Camilo, que entonces contaba tres años. El cantante defendía que quería vivir su vida "de otra manera" y que nunca había tenido intención de "morir sobre un escenario".

Desde su retirada, hace ya catorce años, Camilo se dedicó, como había dicho, totalmente a su hijo. "Quiero estar con él, porque no volveré a tener más hijos en mi vida y no quiero ser un padre por teléfono o de vacaciones de Semana Santa", aseguraba desde su casa de las afueras de Madrid al informar de su retirada profesional y, en estos años, ha conseguido lo que tanto ansiaba ser padre a tiempo completo para su hijo.

El artista, que comenzó a cantar cuando sólo tenía quince años, se recupera ahora de una enfermedad con la compañía, como siempre de Camilo hijo, un responsable y apuesto joven que ya tiene diecisiete años y que, respetando siempre la decisión de su padre, ha evitado contestar siempre sobre la enfermedad que padece respondiendo a las preguntas de los periodistas cuando le preguntaban el pasado mes por la operación de su padre con un escueto y correcto: "Ha ido bien, gracias".

Más sobre: