Isabel Preysler se decidía en 1984 a pasar de entrevistada a entrevistadora. La guapa filipina probaba suerte en el mundo de la comunicación con personajes de la talla de la actriz Farrah Fawcet.

La rubia protagonista de la serie Los Ángeles de Charlie se había decidido a tomar un descanso en su carrera para dedicarse plenamente a su marido Ryan O´Neal y al hijo de ambos, Redmond, nacido en 1985.

Su personal estilo, que popularizó en la serie con la que triunfaba en los setenta, era copiado por las mujeres de todo el mundo y ahora, veinte años después, el look Ángeles de Charlie sigue siendo una de las propuestas de moda.

Farrah Fawcet le contaba a Isabel Preysler, que ya era una de las mujeres más elegantes de España, que el nacimiento de su hijo le había hecho descubrir "un amor totalmente desinteresado y falto de egoísmo que no encuentras en los adultos". La actriz, a la que este año hemos visto en la película El doctor T y las mujeres, dirigida por Robert Altman y protagonizada por Richard Gere, aseguraba también: "No me preocupa la idea de envejecer. Me preocupan las arrugas. Pero creo que el tener un hijo te hace aceptar más fácilmente el hecho de envejecer y la madurez es importante porque te aporta sabiduría".

Más sobre

Regístrate para comentar