Raphael se encontraba en plena gira mexicana pero no quería tener lejos a los suyos así que Natalia y sus tres hijos, Jacobo, que por aquel entonces tenía 8 años, Alejandra, de 7, y Manuel, de dos, se instalaron durante todo el verano en una espléndida casa en Acapulco a la que el cantante regresaba en cuanto terminaban sus actuaciones.

"Estoy enamorado de mi profesión y de mi familia, por eso regreso aquí después de cada actuación, aquí me esperan Natalia y los niños", aseguraba Raphael. Casi 20 años después, el artista sigue presumiendo de familia unida.

El 2001 está siendo un excelente año para él tanto profesional como personalmente. Raphael ha triunfado con su espectáculo musical Jeckyll & Hyde y ha vuelto a las listas de éxito con la publicación de su disco Raphael, maldito Raphael. Pero además, su única hija Alejandra, que ya tiene 26 años, contrajo matrimonio en una bonita ceremonia celebrada el pasado sábado en la casa familiar Los Martos. Alejandra, muy ilusionada, nos hablaba hace poco de los preparativos de su enlace.

Más sobre

Regístrate para comentar